El 24 de junio, en micro y en auto, iba llegando la comunidad de la Parroquia de Loreto a la Basílica de Luján, con motivo del festejo de los 90 años de la Congregación Hijos de Santa María Inmaculada (HSMI) en Latinoamérica.

 

 

Este año, el lema de la Congregacion es “Con Maria, huella y camino”.

 

 

Antes del comienzo de la misa, se repartieron ejemplares de una revista impresa con motivo de la celebración: "90 Años de Misión en Argentina".

 

 

Allí se comenta la propuesta del tema "Espíritu de familia" para trabajar y rezar durante este tiempo. Se hace referencia a cada comunidad como una gran familia unida en el nombre del Señor, con una atmósfera fraterna, donde se colabora y ayuda recíprocamente.

 

 

Dentro de la Iglesia conviven órdenes, congregaciones, asociaciones, movimientos, grupos, todos bajo el ardor del Espíritu Santo.

 

 

Debemos fomentar el espíritu de familia en nuestras comunidades, ser una iglesia inclusiva, como dice Papa Francisco. En los HSMI ese espíritu de familia esta desde siempre, el Padre Frassinetti ya lo fomentaba en 1860 al fundar la “Pia Union de Hijos de Santa María Inmaculada”, un centro de espiritualidad y santidad para sacerdotes de Roma. Del mismo, en 1904 nace la Congregación de los Hijos de Santa María Inmaculada.

Tambien desde esta publicación nos invitan a vivir este espíritu de familia en todos los ámbitos de nuestra vida: en el trabajo, el estudio, la familia misma, las amistades, en nuestra profesión, en los actos cotidianos…

La Santa Misa de las 11 hs. fue presidida por el Párroco Roberto Canciàn.

 

 

En su homilía, dijo que somos valiosos para Dios porque nos tiene pensado para una historia nueva. También afirmó que este espíritu que vino a sembrar en América, es el que sembramos continuamente en nuestras obras. Uno de esos espíritus es el de familia, una familia que se abre y que se ama. El amor es un nutriente que nos trasciende. Finalmente, le pidió a María que nos ayude a ser familia y agradeció a las comunidades por todo lo que sacrificaron para poder ir a Lujan.

Ademas, se ofrecieron estos elementos que representan a la Congregacion HSMI:

Vela encendida: representa el llamado a ser luz en el mundo.

Cruz: significa las cruces que cargan a diario en la tarea misionera.

Sandalia: refiere a la actividad misionera en diferentes lugares ayudando a caminar.

Racimo de uva: representa la unidad de todos los cristianos.

Corazon: significa el amor que los sacerdotes vuelcan en sus obras.

Pan y vino: será el alimento que nos fortalece en la tarea misionera.

Al finalizar la celebración, el P. Roberto dio una bendición especial a los jóvenes.

 

 

Próximos eventos

Diciembre 2018
D L M X J V S
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

 

JSN Epic template designed by JoomlaShine.com